Válvulas para neumáticas y semirrígidas

Válvulas para neumáticas y semirrígidas

Las válvulas para neumáticas y semirrígidas son de vital importancia para este tipo de embarcaciones. Existen distintos modelos con funciones muy específicas. Te contaremos con detalle sus cometidos y cómo puedes comprobar y reemplazar una válvula en tu embarcación.

Tipos de válvulas y sus funciones

La instalación de válvulas es obligatoria en un flotador de una embarcación semirrígida, neumática u otro tipo de hinchable. Pero, ¿qué función tiene?

Una válvula es un mecanismo que regula el flujo de comunicación entre dos partes de un dispositivo o sistema. Pueden abrirse o cerrarse, desconectarse y conectarse, regular, modular o aislar una enorme serie de líquidos y gases.

Si estos accesorios no existieran, no podrías navegar en neumáticas, lanchas, zodiacs, etc, ya que perderían aire de manera continuada.

Te vamos a contar los tipos de válvulas según su objetivo.

Válvulas de inflado o hinchado

Este tipo de válvulas te permitirán llenar el aire en los flotadores de las embarcaciones semirrígidas, neumáticas u otros accesorios hinchables.

Válvulas de sobrepresión

A este tipo se les llama también válvulas de alivio. Te permitirán eliminar el exceso de fuerza de los tubulares para no dañar el flotador cuando se somete a presiones excesivamente altas.

Es un complemento perfecto para tu embarcación semirrígida, ya que con ella reducirás los riesgos de rotura o pinchazo de la misma.

¿Crees que tu válvula no cumple su función?

Si crees que tu neumática está perdiendo aire antes de cambiarla debes comprobar que no sea porque esté mal ajustada. Sigue leyendo porque te vamos a contar qué hacer en ambos casos.

Reajustar la válvula

Cambiar las válvulas del flotador puede ser una tarea bastante larga y que además requiere de experiencia, ya que de hacerlo mal, podrías deteriorar aún más el tubular. Por ello, antes de nada, te recomendamos que la reajustes.

Cada válvula tiene una llave determinada. Por norma general, la mayoría de válvulas se empiezan a desmontar por la parte central (enroscada) y se buscan los encajes del aro exterior. Podrás utilizar unos alicates de punta para hacerlo girar.

Después tienes que desmontarla y limpiarla bien. También debes observar detenidamente el estado de las juntas. Ver si hay alguna rota, si están dobladas, etc. Una vez que te hayas asegurado de que está en óptimas condiciones vuelve a montar la válvula apretándola bien.

Si está deteriorada o sigue perdiendo aire, ahí si que te recomendamos cambiar la válvula de inmediato. Para ello, debes ir a un taller náutico para que te hagan la reparación en el caso de no saber cómo hacerlo y si quieres obtener un resultado profesional.

Sustituir la parte externa de una válvula

Los pasos a seguir son:

1) Deshinchar el flotador. Para ello debes utilizar una llave específica para dicha válvula.

2) Retirar la parte externa de la válvula y enroscar la nueva parte exterior.

3) Instalar la nueva válvula. En consecuencia, tienes que hinchar el flotador y tras esperar durante 24 horas, debes apretarla.

Has de tener en cuenta que cada válvula de sobrepresión o de hinchado tiene una presión de apriete que viene determinada por el fabricante.

El proceso para cambiarla entera es el siguiente:

1) Retirar la parte externa de la válvula.

2) Separar el cuerpo interno de la válvula.

3) Reemplazar la parte interna por la nueva.

4) Preparar las arandelas de tejido para su posterior pegado.

5) Adherir las arandelas en la parte inferior y exterior del flotador.

6) Enroscar la parte exterior de la válvula nueva, una vez que ha secado el pegamento y que la parte interna está bien sujeta.

7) Hinchar el flotador pasadas 16 h - 24 h. Una vez hinchado, después de 24 h podrás ajustar el apriete de la válvula.

Sustituir la válvula entera

Esperamos que te haya gustado este nuevo artículo y que hayas aprendido un poco más sobre las válvulas de neumáticas y semirrígidas. En Nauticol contamos con un taller totalmente especializado en embarcaciones, por ello, te recomendamos que si necesitas cambiar una válvula de tu embarcación vayas a un profesional. Aunque el proceso sea sencillo, cualquier error de manipulación te puede dejar con el tubular mal parado, provocando que tengas que invertir aún más en su reparación.

Si te ha gustado nuestro nuevo artículo, puedes descubrir aún más con "Cómo limpiar un barco semirrígido".

Related products