REPARAR UNA EMBARCACIÓN CON TUBULARES DE PVC

REPARAR UNA EMBARCACIÓN CON TUBULARES DE PVC

¿Cómo hacer una restauración a una embarcación? En Nauticol disponemos de productos de calidad con los que podrás mejorar tu embarcación para que tenga un aspecto totalmente nuevo.

Como bien sabes, las semirrígidas se dividen en dos partes esenciales, como son el casco y los flotadores. En este caso, hablaremos de un proceso de reparación para una embarcación con tubulares de PVC, dividiéndose este en tres partes generales que vamos a describir.

1. RESTAURACIÓN DEL CASCO

En primer lugar, se comienza con la limpieza y el lijado de la parte inferior de la embarcación. Para ello, uno de los productos que son necesarios en este proceso es el disolvente MEK. Se utiliza principalmente para la preparación del pegado de parches, lonas o pinchazos, mejorando así la adherencia del pegamento o la pintura. Resaltamos que este producto solo es específico para PVC y se recomienda no aplicar en áreas que no vayan a ir pegadas o pintadas.

El siguiente paso es el tratamiento antifouling. Con este paso, se consigue frenar el crecimiento de organismos marinos para que el casco se encuentre protegido. Hay productos antifouling especiales para cada material del casco, como puede ser fibra, aluminio, madera.

2. FABRICACIÓN DEL NUEVO TUBULAR

Respecto a la fabricación del flotador, debe crearse un patrón del mismo que se acople al casco de la embarcación. Una vez diseñado, se procede a dibujarlo en el tejido de PVC del color que previamente se haya escogido. Para unir el flotador con el casco se utilizarán materiales específicos para el tejido del mismo siendo un ejemplo de esto el pegamento PVC.

Una vez el flotador se encuentre perfectamente colocado, puede completarse con distintos accesorios que pueden ser muy útiles a la hora de utilizar la embarcación. Se deben escoger productos que sean compatibles con el material del flotador, ya que varían en el método de colocación. Estos accesorios pueden ser asas, anillas o parches antideslizantes con los que proteger el tubular a la hora de acceder a la embarcación.

3. MANTENIMIENTO DE LA EMBARCACIÓN

Para mantener la embarcación y que se encuentre siempre a punto, se pueden utilizar limpiadores con los que cuidar sus materiales y conseguir los mejores acabados. Entre ellos se encuentran Gommonet y Gommostrip, que son básicos para la limpieza de semirrígidas y neumáticas. Otro producto que cabe destacar es Gommowax para mantener el brillo y el color del flotador.